Un nuevo instrumento podría ayudar en la búsqueda de vida extraterrestre

Los mundos oceánicos están en las mentes de los científicos planetarios.  Cada vez hay más evidencias sobre la habitabilidad potencial de los mundos helados como Europa, la luna de Júpiter, o Encelado, la de Saturno. Los hallazgos apuntan a fuentes de calor internas que podrían sostener vida en sus océanos internos.

Asumiendo que la humanidad alguna vez aterrizará en Europa o Encelado cualquier evidencia de vida sería sometida a un fuerte escrutinio. En un informe reciente sobre una posible misión de aterrizaje en  Europa, los científicos dedicaron mucho tiempo a discutir la clase de evidencias que necesitarían, como encontrar aminoácidos o otras moléculas orgánicas en patrones similares a los de la materia orgánica en la Tierra.

Pero incluso antes de que estas firmas puedan ser analizadas por una sonda o en un laboratorio investigadas por científicos, los investigadores necesitan un instrumento que pueda obtener datos directamente de una perforación en la superficie helada.

AHora los científicos de la NASA han comenzado a probar un instrumento así, la culminación de 20 años de desarrollo llamado Sensor Topográfico de Amplio Angulo para Operaciones de Ingeniería, WATSON por sus siglas en inglés.  La idea sería incluir a un instrumento como WATSON en un aterrizador dirigido a Europa, Encelado, o incluso los polos helados de Marte, dice Rohit Bhartia , un científico planetarios del JPL de la NASA y miembro del equipo WATSON.

Barthia y un grupo de científicos han regresado hace poco de una campaña de 2 semanas en el sur de Groenlandia, donde probaron WATSON en los agujeros que perforaron en la corteza de hielo.

“Lo que estamos haciendo en Groenlandia no se ha hecho nunca antes”, dijo Bhartia, “La tecnología simplemente no estaba disponible”.

Océano Helado

Cada día el equipo saludaba al amanecer de Groenlandia desde sus dormitorios en las instalaciones de Kangerlussuaq, que alberga a los equipos científicos que realizan investigaciones. Cargaban sus equipos en los camiones y conucían una hora adentrándose en el hielo donde pasaban varias horas perforando., buscabdo nuevas localizaciones que perforar o analizando los testigos de hielo con WATSON.

Para Mike Malaska, otro científico planetario del JPL, el viaje fue “épicamente increíble”. Fue su primera experiencia de campo en un gran corteza de hielo.

“Es difícil expresarlo en palabras, pero sientes la inmensidad y grandeza del paisaje”, Dice. El viento, y el Sol, esculpen picos de hielo que sobresalen como aletas de tiburón, lo que hace que el escenario helado parezca un “océano helado”.

Cada nevada o cielo nublado cambiaba el paisaje de una forma dramática, según Malaska.  “En cada dirección que mirábamos había la belleza de la inmensidad que no podía ser capturada con una foto, tenía que experimentarse en persona”.

Ciencia en el hielo

El instrumento WATSOON
El instrumento WATSON. Crédito NASA

Los investigadores realizaron estudios de las diferentes firmas que la vida deja en el hielo, como moléculas orgánicas, o incluso alteraciones físicas, que ayudarán a los futuros científicos a evaluar las potenciales evidencias de vida en nuestro sistema solar, según Bhartia.

Los científicos saben que la vida puede existir bajo, dentro y alrededor de los glaciares, pero no pueden hacer análisis sobre el terreno porque la tecnología no existe todavía. Actualmente los investigadores extraen los testigos de hielo, los embalan y los embarcan a miles de kilómetros donde los estudian en un laboratorio. Esto no sólo puede contaminas los testigos, sino que además afecta al entorno en el que se encontraron, de forma que hay microbios que pueden entrar en el hielo. ¿Fue a través de un lago sub-glacial? o ¿Una fractura en la superficie?

WATSON es un instrumento que puede analizar el entorno del testigo de hielo. Después de que los investigadores perforan el hielo, hacen descender a WATSON- un tubo largo y plateado sujeto a un trípode- para analizar sus paredes y capturar señales de microbios. WATSON contiene un instrumento llamado espectrómetro Raman/Fluorescencia que puede detectar moléculas orgánicas en el hielo. Lo hace iluminando las paredes del agujero con un láser ultravioleta que excita algunas moléculas hasta su máximo nivel de energía, explica Malaska. Entonces las moléculas vuelven a su energía habitual, emitiendo el exceso de energía como fotones. El aparato recoge y mide la energía de esos fotones para determinar que clase de moléculas orgánicas están presentes en el hielo perforado. También detecta moléculas observando cuanto dispersan o cambian la luz del láser. Otros componentes de WATSON crean un mapa visible de esa superficie que los científicos pueden sobreponer a los datos espectrales.

Cuando sea completamente operacional WATSON podrá combinar rápidamente estos datos para identificar regiones de interés dentro de las perforaciones. El conjunto de datos combinados develará la distribución de las moléculas para ayudar a los científicos en sus investigaciones de campo y aprender sobre los diferentes indicios que indican la presencia de vida microbiana ,dice Malaska.

Siguientes pasos

La campaña de Abril fue solo el primer paso en las pruebas de WATSON, un paso que Bhartia califica de “salvajemente exitoso”. WATSON funcionó como se esperaba, lo que es un éxito pues se diseñó, fabricó, prob y entregó en menos de un año. WATSON generaa esperanzas en la obtención de datos de moléculas en las perforaciones de hielo. Los investigadores también han recogido testigos de hielo de los diferentes lugares en los que han perforado, y los analizarán en los próximos meses en la Universidad Estatal de Montana, en Bozeman. Allí los investigadores utilizarán los datos para comparar con los obtenidos por WATSON.

El equipo está actualmente “analizando fervorosamente” sus datos y preparando más campamentos en Groenlandia en 2018 y 2019, indica Bhartia. Si todo va según lo planeado , en esos futuros viajes los investigadores habrán integrado un taladro en WATSON para estudiar la posibilidad de un instrumento completamente operacional.

 

 

Traducido de : https://eos.org/articles/new-instrument-may-aid-search-for-extraterrestrial-life

Deja un comentario