Antes de “la Crisis del Oxígeno”, las bacterias vivían muy bien en el azufre

No se sabe cuándo se originó la vida en la Tierra ni cómo, quizás durante el Hádico, hace más de 4.000 millones de años, a menos que lo hiciera durante el Arcaico, el período de la historia de nuestro planeta se calcula entre 4.000 y 2.500 millones de años. Algunos piensan que la vida nace en las fuentes hidrotermales, formando organismos extremófilos utilizando la quimiosíntesis con base de azufre. Otros piensan que este tipo de organizaciones, que se pueden observar hoy en día, son en realidad el producto tardío de la evolución. Por tanto, es potencialmente interesante saber cuando han aparecido formas de vida capaces de utilizar azufre.

Hoy en día por ejemplo, se conoce desde hace algún tiempo, las bacterias del azufre púrpura y verde, realizan la fotosíntesis, pero no producen oxígeno cuando oxidan sulfuro de hidrógeno (H2S) a azufre elemental (S). Pero en 1999, los investigadores descubrieron la Thiomargarita Namibiensis (que etimológicamente significa perla de azufre de Namibia), un gigante de las bacterias que vive en densas poblaciones en algunos sedimentos de la costa de Namibia en la plataforma continental. Prolifera en un ambiente que es a la vez rico en nutrientes, bajo en oxígeno y abundante sulfuro.

0fb42c57c3_99254_bacterie-soufre-andrew-czaja

Un ejemplo de un fósil de una bacteria sulfurosa del Arcaico observada al microscopio.
Su forma esférica se deforma por la tensión mecánica de la roca durante miles de millones de años.
© Andrew Czaja – Futura Sciences

 

Los fósiles más antiguos de formas de vida en aguas profundas

Un grupo de geólogos ha anunciado en un artículo en Geology que habían descubierto, en sedimentos depositados en condiciones similares sin luz, los fósiles de bacterias como la Thiomargarita Namibiensis. Han sido descubiertos en los estratos de la formación Gamohaan, una parte del cráter Kaapvaal, en Sudáfrica. Estas bacterias, que se habrían desarrollado en el sedimento alrededor del super-continente Vaalbarà, vivieron durante la era neoarcaica y la datación de las rocas que los contienen, tienen una edad de 2.520 millones de años.

En este momento, las cianobacterias productoras de estromatolitos existen al menos desde hace 200 millones de años. Hay razones para creer que existían allí hace más de 3.000 millones de años, y que estaban realizando la fotosíntesis y producían oxígeno. Si este fuera el caso, el oxígeno comenzó a acumularse en los océanos. Lo que es cierto, es que la atmósfera comenzó a contener oxígeno desde hace 2.400 a 2.200 millones de años, cuando se saturaron los océanos. Esto es lo que se llama la Crisis del Oxígeno o Gran Oxidación, sobre todo porque la vida ha tenido que adaptarse a la mayor presencia de oxígeno, que puede ser tóxico para algunas formas de vida y porque constatamos la formación de depósitos de hierro precipitado en los océanos, precipitación que puede ser interpretada como causa de un aumento repentino en la cantidad de oxígeno en los océanos.

En cualquier caso, los fósiles encontrados en Sudáfrica no sólo aparecen como los más antiguos vestigios de bacterias de azufre, sino también como los más antiguos vestigios de formas de vida capaces de vivir en aguas profundas, en ausencia de luz. Esto nos debe ayudar a entender mejor lo que sucedió en la biosfera, la atmósfera y los océanos durante el Arcaico.

Visto en Futura-Sciences

Temas
Astroseti © 2017 - Todos los derechos reservados.Desarrollado por Tecnux