Biografía de Tales de Mileto

Nació: alrededor del 624 a.C. en Mileto, Asia Menor (hoy Turquía). Murió: alrededor del 547 a.C. en Mileto, Asia Menor (hoy Turquía)

Tales de Mileto fue hijo de Examio y Cleobulina. Algunos dicen que sus padres también eran de Mileto pero otros reportan que eran fenicios. J Longrigg escribe en [1]:

Pero la opinión de la mayoría lo consideraba como un verdadero Milesio de origen y de una familia distinguida.

Parece que Tales fue el primer filósofo griego conocido, científico y matemático, aunque su trabajo era el de un ingeniero. Se cree que fue el profesor de Anaximandro (611 a.C. – 545 a.C.) y fue el primer filósofo natural de la Escuela Milesiana. Sin embargo, ninguno de sus escritos le sobrevive por lo que es difícil determinar sus puntos de vista o llegar a estar en lo cierto respecto de sus descubrimientos matemáticos. De hecho no está claro si Tales escribió algunos trabajos y si lo hizo se perdieron durante la época de Aristóteles quien no tuvo acceso a ninguno de ellos. Por otro lado se considera que escribió un libro sobre navegación pero esta suposición tiene poca evidencia en donde basarse. En ese libro de navegación se sugiere que utilizó la constelación de la Osa Menor, la cual definió, como una característica importante en sus técnicas de navegación. Aún si este libro fuese ficticio, es muy probable que Tales de hecho, haya definido a la constelación de la Osa Menor. Proclo, el ultimo de los grandes filósofos griegos, quien vivió alrededor del 450 d.C., escribió:

[Tales] fue primero a Egipto y después introdujo este estudio [geometría] en Grecia. Descubrió muchas propuestas por sí mismo e instruyó a sus sucesores en los principios subrayando muchos otros. Su método de enfrentar los problemas era en muchos casos con grandes generalidades y en algunos otros se basaban más en la naturaleza de la simple inspección y observación.

Existe una dificultad al escribir acerca de Tales y de otros de un período similar. Aunque existen numerosas referencias de Tales que nos permitirían reconstruir un gran número de detalles, las fuentes deben ser consideradas con mucho cuidado ya que era una costumbre muy de la época el dar crédito a hombres famosos con descubrimientos que nunca hicieron. Parte de esto fue como resultado del rango legendario que habían alcanzado hombres como Tales y parte fue el resultado de científicos con muy poco reconocimiento sobre sus estudios tratando de aumentar la posición de sus temas mediante el hecho de ofrecer antecedentes históricos.

Ciertamente que Tales fue una figura con un enorme prestigio, siendo el único filósofo antes de Sócrates en encontrarse entre los Siete Sabios. Plutarco, al escribir sobre estos Siete Sabios, nos dice que (ver [8]):

[Tales] fue el único, aparentemente, de éstos cuya sabiduría, en especulación, fue más allá de los límites de utilidad práctica, el resto adquirió la reputación de sabiduría en política.

Este comentario de Plutarco no debe de entenderse como que Tales no funcionó como político. De hecho lo hizo. Él persuadió a los estados separados de Jonia a formar una federación con la capital en Teos. Disuadió a sus compatriotas para que no aceptaran una alianza con Creso y, como resultado, salvó a la ciudad.

Se reporta que Tales predijo un eclipse de Sol en el 585 a.C. El ciclo de casi 19 años para los eclipses de la Luna era bien conocido en ese tiempo pero el ciclo para los eclipses de Sol era más difícil de detectar ya que los eclipses eran visibles en diferentes partes de la Tierra. La predicción de Tales respecto al eclipse del 585 a.C. fue probablemente una conjetura basada en el conocimiento de que podría existir un eclipse alrededor de esa época. Las afirmaciones de que Tales utilizó los saros babilónicos, un ciclo de duración de 18 años 10 días y 8 horas, para predecir el eclipse se han demostrado por parte de Neugebauer de ser muy poco probable ya que Neugebauer muestra en [11] que los saros fueron un invento de Halley. Neugebauer escribió [11]:

… no existe un ciclo para eclipses solares visibles en un lugar específico: todos los ciclos modernos conciernen a la Tierra como un todo. No existía una teoría Babilónica para predecir un eclipse solar en 600 a.C., como podemos ver en la situación poco satisfactoria 400 años después, ni tampoco desarrollaron jamás, los Babilonios, ninguna teoría que tuviese en cuenta la influencia de la latitud geográfica.

Después del eclipse del 28 de mayo del 585 a.C. Herodoto escribió:

… el día se cambió de repente en noche. Este evento había sido pronosticado por Tales, el Milesiano, quien previno a los jonios al respecto, fijando para ello el mismo año en que ocurrió. Los medas y los lidios, cuando observaron este cambio, cesaron de luchar y ambas partes se mostraron ansiosas por obtener un tratado de paz.

Longrigg en [1] hasta duda que Tales pronosticase el eclipse por suposición, escribiendo:

… una explicación más plausible parece ser simplemente que Tales resultó ser el erudito que estaba por allí en aquella época en el momento en que este fenómeno astronómico tuvo lugar y la suposición fue que como erudito él fue capaz de predecirlo.

Hay varios relatos de cómo Tales midió la altura de las pirámides. Diógenes Laercio escribiendo en el siglo II d.C. cita a Jerónimo, un alumno de Aristóteles [6] (o vea [8]):

Jerónimo dice que [Tales] hasta tuvo éxito en medir las pirámides mediante la observación de la longitud de su sombra, en el momento en que nuestra sombra es igual a nuestra altura.

Esto parece no contener ningún conocimiento sutil de geometría, simplemente una observación empírica de que en el instante cuando la sombra de un objeto coincide con su altura, entonces lo mismo debe ser cierto para todos los demás objetos. Una declaración similar la hace Plinio (ver [8]):

Tales descubrió cómo obtener la altura de las pirámides y de todos los otros objetos similares, simplemente haciendo la medición de la sombra del objeto en el momento cuando un cuerpo y su sombra son iguales en longitud.

Sin embargo Plutarco cuenta la historia de una manera, que si es acertada, significaría que Tales se estaba acercando a la idea de triángulos similares:

… sin problemas o la ayuda de cualquier instrumento [él] solamente colocó un palo en la extremidad de la sombra producida por la pirámide y habiendo realizado dos triángulos con la luz de los rayos solares, … mostró que la pirámide guarda respecto del palo la misma proporción que muestra la sombra [de la pirámide] respecto de la sombra [del palo]

Por supuesto que Tales podría haber utilizado estos métodos geométricos para resolver problemas prácticos, habiendo simplemente observado las propiedades y sin tener una valoración de lo que significa comprobar un teorema geométrico. Esto concuerda con los puntos de vista de Rusell, quien escribe respecto de las contribuciones de Tales a las matemáticas en [12]:

Se dice que Tales viajó por Egipto y que por lo tanto llevó la ciencia de la geometría a los Griegos. Lo que los Egipcios conocían de geometría eran simplemente reglas empíricas y no existe razón para creer que Tales llegó a pruebas de deducción, como las que más adelante descubrieron los Griegos.

Por otra parte B L van der Waerden [16] afirma que Tales colocó a la geometría en el camino correcto y que estaba en pleno conocimiento de la noción de demostrar un teorema geométrico. Sin embargo, aunque existe mucha evidencia para sugerir que Tales realizó algunas contribuciones fundamentales a la geometría, es fácil interpretar sus contribuciones a la luz de nuestro propio conocimiento, de ahí que creamos que Tales tenía una valoración más completa de la geometría de la que posiblemente pudo haber adquirido. En muchos libros de texto sobre la historia de las matemáticas, se le acreditan a Tales cinco teoremas de geometría elemental:

  1. Un círculo es bisecado por cualquier diámetro.
  2. Los ángulos de las bases de un triángulo isósceles son iguales.
  3. Los ángulos entre dos líneas rectas que se cortan son iguales.
  4. Dos triángulos son congruentes si tienen dos ángulos y un lado iguales.
  5. Un ángulo en un semicírculo es un ángulo recto.

¿Cuál es la base para estas afirmaciones? Proclo, escribiendo alrededor del 450 d.C., es la base para las primeras cuatro, en el tercero y cuarto casos haciéndose de lo escrito en la Historia de la Geometría de Eudemo de Rodas, quien era un alumno de Aristóteles y su fuente. La Historia de la Geometría de Eudemo está actualmente perdida pero no existe razón para no creer a Proclo. El quinto teorema se cree que sea de Tales, por un pasaje del libro de Diógenes Laercio Vidas de filósofos eminentes escrito en el siglo II d.C.[6]:

Pánfilo dice que Tales, quien aprendió geometría de los egipcios, fue el primero en representar un triángulo que debe tener ángulos rectos, sobre un círculo y que sacrificó un buey (por el hecho de su descubrimiento). Otros, sin embargo, incluido Apolodoro el calculador, dicen que fue Pitágoras.

Sin embargo un examen más profundo de las fuentes, muestra que, aún si son ciertas, podrían estársele acreditando a Tales demasiadas cosas. Por ejemplo Proclo, utiliza una palabra que significa algo más cercano a ‘similar’ que a ‘igual’- en describirlo (ii). Es muy posible que Tales ni siquiera tuviera manera alguna de medir los ángulos de modo que ‘ángulos iguales’ no habría sido un concepto que él hubiera podido entender con precisión. Puede haber afirmado poco más que ‘Los ángulos de la base de un triángulo isósceles parecen similares’. El teorema (iv) fue atribuido a Tales por Eudemo por menos de razones totalmente convincentes. Proclo escribe (ver [8]):

[Eudemo] dice que el método por el cual Tales mostró cómo encontrar las distancias de barcos a la orilla, necesariamente involucra el uso de este teorema.

Heath en [8] da tres métodos diferentes que puede haber utilizado Tales para calcular la distancia hasta un barco en el mar. El método que él piensa que es el más probable que utilizase Tales fue tener un instrumento consistente en dos palos clavados en cruz de modo que pudiesen girar sobre el clavo. Un observador iba entonces a lo alto de la torre, colocaba un palo verticalmente (digamos que utilizando una plomada) y después girar el segundo palo sobre el clavo hasta que apuntase al barco. Entonces el observador gira el instrumento, manteniéndolo fijo y vertical, hasta que el palo móvil apunta a un punto apropiado en tierra. La distancia de este punto desde la base de la torre es igual a la distancia hasta el barco.

Aunque el teorema (iv) está por debajo de esta aplicación, habría sido muy posible para Tales concebir semejante método sin apreciar nada de los ‘triángulos congruentes’.

Como un comentario final sobre estos cinco teoremas; existen relatos conflictivos respecto del teorema (iv) como el propio Diógenes Laercio sabe. Aún el propio Pánfilo no puede ser tomado como una autoridad ya que vivió en el siglo primero d.C., mucho después de la época de Tales. Otros han atribuido la historia relacionada con el sacrificio de un buey a Pitágoras al descubrir Pitágoras su teorema. Ciertamente que existe mucha confusión y muy poca certeza al respecto.

Nuestro conocimiento de la filosofía de Tales se debe a Aristóteles quien escribió en su Metafísica:

Tales de Mileto enseñó que ‘todas las cosas son agua’.

Estos, según escribe Brumbaugh [5]:

…puede parecer un comienzo poco prometedor para la ciencia y la filosofía como las conocemos hoy día; pero, contra los antecedentes de la mitología de la cual surgió, era algo revolucionario.

Sambursky escribe en [15]:

Fue Tales el primero en concebir el principio de la explicación de multitud de fenómenos con un pequeño número de hipótesis para todas las diferentes manifestaciones de la materia.

Tales creía que la Tierra flota sobre agua y que todas las cosas llegan a ser a partir del agua. Para él la Tierra era un disco plano flotando en un océano infinito. También se ha reivindicado que Tales explicó los terremotos por el hecho de que la Tierra flota sobre agua. Nuevamente, la importancia de la idea de Tales es que fue el primero que trató de explicar semejantes fenómenos por razonamiento en lugar de darle significados súper-naturales.

Es interesante que Tales tiene ambas historias contadas acerca de sus grandes habilidades prácticas y también diciendo de él que era un gran soñador. Aristóteles, por ejemplo, relata una historia de cómo Tales utilizó sus habilidades para deducir que la próxima estación de la cosecha de aceituna sería muy grande. Basándose en ello compró todas las prensas de aceitunas y después fue capaz de obtener una fortuna cuando la cosecha verdaderamente llegó. Por otro lado Platón cuenta una historia de como una noche se encontraba Tales observando el cielo y caminando se cayó en una zanja. Una sirvienta muy bonita lo ayudó a levantarse y le dijo ‘Cómo esperas entender lo que sucede allá arriba si ni siquiera ves lo que tienes a tus pies’. Como dice Brumbaugh, ¡quizá este haya sido el primer chiste de profesores distraídos en occidente!

Artículo de: J J O’Connor y E F Robertson
MacTutor History of Mathematics Archive

Bibliografía

  1. Biografía en Dictionary of Scientific Biography (New York 1970-1990).
  2. Biografía en Encyclopaedia Britannica.
    Libros
  3. W S Anglin and J Lambek, The heritage of Thales (New York, 1995).
  4. R Baccou, Histoire de la science grecque de Thalès à Socrate (Paris, 1951).
  5. R S Brumbaugh, The philosophers of Greece (Albany, N.Y., 1981).
  6. Diogenes Laertius, Lives of eminent philosophers (New York, 1925).
  7. W K C Guthrie, The Greek Philosophers: From Thales to Aristotle (1975).
  8. T L Heath, A History of Greek Mathematics I (Oxford, 1921).
  9. C H Kahn, Anaximander and the origins od Greek cosmology (Indianapolis, 1994).
  10. G S Kirk, J E Raven and M Schofield, The presocratic philosophers (Cambridge, 1982).
  11. O Neugebauer, The exact sciences in antiquity (Providence, R.I., 1957).
  12. B Russell, History of Western Philosophy (London, 1961).
  13. S Sambursky, The physical world of the Greeks (London, 1956).
  14. E Stamatis, The pre-Socratic philosophers : Thales of Miletus, the great scholar and philosopher (Greek), Episteme kai Techne 116 (1959).
  15. F Ueberweg, A History of Philosophy, from Thales to the Present Time (1972) (2 Volumes).
  16. B L van der Waerden,S cience Awakening (New York, 1954).
    Artículos:
  17. A C Bowen and B R Goldstein, Aristarchus, Thales, and Heraclitus on solar eclipses, Physis Riv. Internaz. Storia Sci. (N.S.) 31 (3) (1994), 689-729.
  18. C J Classen, Thales, in A Pauly, G Wissowa and W Kroll (eds.), Reatencyclopädie der Altertumswissenschaft 10 (Stuttgart, 1965), 930-947.
  19. D R Dicks, Thales, Classical Quarterly 9 (1959), 294-309.
  20. C R Fletcher, Thales – our founder?, Math. Gaz. 66 (438) (1982), 266-272.
  21. W Hartner, Eclipse periods and Thales’ prediction of a solar eclipse : Historic truth and modern myth, Centaurus 14 (1969), 60-71.
  22. D Panchenko, Thales’s prediction of a solar eclipse, J. Hist. Astronom. 25 (4) (1994), 275-288.
  23. D Panchenko, Thales and the origin of theoretical reasoning, Configurations 1 (3) (1993), 387-414.
  24. B Rizzi, Thales and the rise of science through critical discussion (Italian), Physis – Riv. Internaz. Storia Sci. 22 (3-4) (1980), 293-324.

Temas
Astroseti © 2017 - Todos los derechos reservados.Desarrollado por Tecnux